David Jaffe dijo que el nuevo God of War III “se ve como una pintura que ha cobrado vida“.